Niños y niñas, a prepararse, hay que cepillarse los dientes y ponerse el pijama para ir corriendo a la cama a escuchar el cuento que os hemos preparado.

Con este cuento lo que pretendemos es que nuestros enanos disfruten con cosas que nos han hecho vibrar a los padres, contando a modo de cuento (o algo así) esas historias que nos han tocado la patata y que nuestros críos merecen conocer

Y vamos a empezar con esta “vertiente” de los cuentos para irse a dormir con algo que marcó al Papá que cuenta los cuentos, y que a buen seguro a muchos traerá recuerdos: Monkey Island. Solo esperamos estar a la altura de esta obra aunque no hayamos dicho aquello de: Yo soy cola, tu pegamento”.